papirtr

Antiguamente, en las masias de la Vall d'en Bas, era costumbre

realizar la matanza del cerdo una o dos veces al año, en otoño-invierno,

para surtir la despensa durante una temporada, a partir de la propia cabaña.

 

Eran otros tiempos, pero éste evento servia tambien para valorar la buena

alimentación de los animales y garantizar el sabor de la carne y del embutido

obtenidos.

 

Mientras los hombres solian ocuparse de desollar y eliminar el pelo del animal,

la mocadera se ocupaba de la limpieza de las vísceras y de la preparación de la carne

para convertirla en costillas, chuletas, jamón o trincharla para hacer butifarras

y embutido o incluso, conservar la carne salpimentada en un tarro.

logos
mascallisbn
item4
item1
item2

En Embutidos Gori hemos mantenido la receta tradicional, heredada

de la primera generación, así como el control y la procedencia de la carne,

y hemos adaptado el proceso a las nuevas tecnologias.

 

Nuestros productos superan los controles sanitarios más exigentes,

mientras el secado -curación- continua haciendose de manera natural,

según las costumbres de La Garrotxa, con el grado justo

de ventilación y de humedad.

Todo el equipo humano

de Embutidos Gori

trabaja para llevar

a su mesa

el mismo embutido

que a nosotros

nos gusta comer.

item7
item8
item1b
item2b
item3a
item4b
item1c
item2c
item3b
item4c
item5b
item7a3a1a1